Seguramente tienes dudas sobre tu propósito de vida, no te preocupes, es natural que surjan inquietudes sobre un aspecto tan importante de la existencia.

Cuando tenemos objetivos claros y conocemos nuestra vocación es mucho más fácil mantener la motivación personal. Por esta razón un primer paso para lograr el éxito es saber cuál es tu pasión, solamente así podrás desarrollarla.

¿Qué es un propósito de vida y por qué es importante?

El propósito de vida es esa razón por la que sientes que estás en este mundo. Esa vocación que llevas a cabo más allá de las retribuciones económicas o sociales.

Algunas personas nacieron para comunicar, otras para servir. Cada uno viene a este mundo con un propósito determinado. Encontrarlo es tú misión. ¿Por qué? Porque cuando lo tienes claro, la vida cobra un nuevo sentido y llegas a ser más feliz.

Preguntas clave para conocer tu propósito de vida

Aunque estés determinando a descubrirlo, no será tan fácil sin hacerte las preguntas correctas:

¿Cuál es tu pasión?

Tu pasión es eso que te mueve, que te hace levantarte todas las mañanas. Descubrir tu pasión puede tardar un poco, pero cuando lo hagas podrás descubrir tu propósito de vida.

Escucha tu intuición para descubrirla.

¿Cuáles son tus referentes? ¿A quién admiras?

Las personas a las que admiras pueden ser esenciales para descubrir qué te motiva, qué te importa en la vida. Tu propósito de vida está ligado a tus fuentes de admiración, es por ello que tenerlas claras es necesario para centrarte en ti y en lo que te gusta del mundo.

¿Qué sabes hacer? ¿Cuáles son tus talentos?

Lo que hacemos muy bien es una herramienta para progresar en la vida. Eso para lo que tienes talento puede ser el inicio de tu propósito. Analiza cuáles son tus talentos y aquellas actividades que son innatas para ti.

Recuerda que realizar afirmaciones positivas sobre quién eres y lo que puedes hacer genera una mayor seguridad.

De lo que sabes hacer, ¿qué disfrutas?

Este aspecto está íntimamente relacionado con el anterior. Analizar si aquello que sabes hacer te gusta y te llena de energía es importante para descubrir tu propósito.

Cómo establecer objetivos y metas para consolidar tu propósito de vida

Tener metas te brinda estabilidad emocional.  Esto se debe a que te permiten ir avanzando de forma progresiva.

Para caminar en dirección hacia tu propósito de vida necesitas establecer metas en los diversos ámbitos de la existencia: personal, emocional, profesional, financiero, entre otros.

Tener metas te ayuda inconscientemente a aumentar la motivación. Además, a través de estos objetivos ganas confianza, sobre todo cuando te das cuenta de que puedes conseguir lo que te propones.

Las personas inseguras pueden transformar su forma de ser al centrarse en sus metas y objetivos. Para concretar metas a corto plazo y objetivos para el futuro de forma eficiente es necesario que tengas en cuenta lo siguiente:

1. Deben ser específicas, medibles y alcanzables

No generalices sobre tus objetivos y logros, trata de ser específico en lo que deseas. Mientras más claro tengas lo que quieres, más posible será conseguirlo. También ponte un tiempo razonable para lograrlos. La idea es que estén a tu alcance con trabajo y esfuerzo, pero deben ser realistas.

2. Indica el propósito detrás de cada objetivo

Todas tus metas deben responder a tu propósito de vida. Sin embargo, detrás de cada una debería existir un propósito particular. Por ejemplo, aumentar tus ingresos puede ser un objetivo. Pero ganar más para pagarte una especialización puede ser la motivación que está detrás de esa meta

3. Desglosa cada objetivo en tareas a realizar y toma acción

Estas metas y objetivos deben materializarse a través de actividades cotidianas. La disciplina de hacer a diario todo lo que esté a tu alcance para conseguir tus metas te ayudará a concretar tus sueños.

4.  Piensa en tus objetivos a diario

Tener presentes tus metas te ayudará a vivir enfocado. Además de ese modo puedes hacerles seguimiento. Recuerda que solamente crece aquello en lo que te concentras.

Tu propósito de vida te permitirá vivir más intensamente en todos los ámbitos. ¡Sueña en grande! ¡Puedes lograr lo que te propongas!