La estabilidad económica es algo por lo que todos debemos apostar. A medida que pasa el tiempo, empezamos a crear un marcado anhelo de ir consolidando varios aspectos de nuestras vidas.

Uno de estos aspectos es el económico, pues a través de este se suplen las necesidades materiales como salud, alimentación, vivienda, etc. Por eso, consolidar una estabilidad es algo que buscamos insistentemente.

Situaciones incomodas como llegar a fin de mes sin dinero para pagar las cuentas o no tener como pagar las deudas pendientes es algo estresante que nos quita el sueño. Si esto te ha pasado, no te preocupes más de lo debido, es una situación común en nuestros días, no eres el único al que le sucede, lo importante es que no se vuelva una constante y que tomes cartas en el asunto para que lo puedas solucionar.

Por eso, hemos diseñado una serie de consejos que te servirán para poder aplicarlos en tu vida diaria y así mejorar y construir una mejor situación económica.

10 consejos para conseguir estabilidad económica

  1. Sé consciente de tus circunstancias para alcanzar tu estabilidad económica.

  • Debes tener claro el momento en el que estás y al lugar a dónde quieres llegar. Puedes lograr esto haciendo una radiografía honesta de tu situación actual: tanto personal, como familiar.
  • Pregúntate si ¿tus ingresos y los de tu familia son suficientes para el estilo de vida que quieren tener? ¿Estos ingresos alcanzan para lograr tus objetivos y sueños? ¿Alcanzan para los objetivos y sueños de tu familia? ¿Qué tantas obligaciones financieras tienen? ¿Pueden cubrirlas sin angustias ni mayores sacrificios?
  • La clave es que tus deseos y tus ingresos estén equilibrados. Así que o debes elevar tus ingresos al nivel de tus deseos o bajar tu estilo de vida al nivel de tus ingresos. Esa es la clave de la estabilidad económica.
  1. Diseña un plan que te permita ir paso a paso en la construcción de tu estabilidad económica

  • Como todo proyecto en la vida, necesitarás trazar un plan claro y definido.
  • Define los objetivos que quieres alcanzar para tu estabilidad económica y la de tu familia a corto, mediano y largo plazo.
  • Establece objetivos por áreas: trabajo, salud, educación y bienes a los que aspiras.
  1. No basta con pensarlo: diseña y escribe el plan para lograr tu estabilidad económica

  • Evita creer que basta con pensar en tu plan, guardarlo en tu mente y confiar en tu ‘infalible’ memoria.
  • Si lo diseñas y confías solo en tu memoria, corres el riesgo de olvidar aspectos fundamentales de tu plan, y con frecuencia te verás cambiando objetivos y mezclando prioridades.
  • Diseña y escribe en el plan: objetivos, formas de lograrlos y tiempos a invertir. Escribe el plan en tu computador, tu dispositivo móvil o en un libro de notas.
  1. La regla de oro: si quieres estabilidad económica, tus egresos deben ser siempre menores a tus ingresos

  • Debes diferenciar claramente cuales son los bienes o servicios que realmente necesitas de los que solo son caprichos. Piensa los costos que eso implica.
  • Muchas veces compramos artículos o adquirimos servicios con altas tasas de interés porque no tenemos dinero suficiente para pagar de contado, esta practica no es sana, ya que te obliga a pagar mucho más por el valor de lo que adquieres.
  • Si al hacer cuentas puedes pagar las cosas de contado o sin mayor costo de financiación hazlo, de lo contrario, es mejor abstenerse. Recuerda siempre pensar con la cabeza y no con el corazón.
  1. Controlar tu dinero en el día a día será clave para alcanzar la estabilidad económica

  • Por lo general, los descuadres financieros no se dan por gastos fijos como arriendo o servicios, sino por compras innecesarias, pagos de altos intereses o gastos imprevistos.
  • Debes aprender a manejar aquellos gastos que no están previstos en tu presupuesto, los del día a día o los de eventos inesperados.
  • Café, almuerzos, salidas… aunque puedan ser necesarios deben estar identificados en tu presupuesto.
  • De igual forma, tú y tu familia deben estar alineados en la forma de gastar.
  • Hay imprevistos que se salen de las manos como, por ejemplo, una multa, un accidente, un robo.
  • Recuerda tener un ahorro para esos contratiempos inesperados o de ser necesario un seguro.

estabilidad económica

  1. Disciplina, una cualidad con la que labrarás el camino a la estabilidad económica

  • Además de trazar un plan y conocer las reglas de oro, deberás ponerle mucha disciplina y voluntad a tu propósito.
  • Durante las primeras semanas, incluso meses, es posible que sigas tu plan al pie de la letra.
  • Sin embargo, también es posible que empieces a caer en antiguas costumbres. Por ejemplo, gastar de más, ‘aprovechar’ promociones innecesarias o contraer obligaciones sin tener fondos. Ante este panorama, tu plan, disciplina para seguirlo y fuerza de voluntad serán claves.
  • Recuerda que los objetivos que te has trazado son más importantes que las satisfacciones pasajeras.
  1. Tener cuidado con los productos financieros evitará que arriesgues tu estabilidad económica

  • Admítelo: cada semana recibes llamadas que te ofrecen tentaciones que pueden arriesgar tu estabilidad económica. Créditos de todo tipo, tarjetas de crédito, bienes y productos listos para reclamar solo con identificarte.
  • Aunque suenen tentadores: cuotas de manejo, intereses bajos y otros beneficios, no son más que espejismos.
  • En primer lugar, recuerda el principio básico: evitar gastar más de lo que recibes es evadir tentaciones.
  • También recuerda: tienes un plan y a menos que alguno de estos productos contribuyan a lograrlo, evítalos.
  • Evita sus sobrecostos: el financiamiento, intereses diarios, cuotas de manejo o cobranzas…
  1. Mejorar tus ingresos es un paso para lograr tu estabilidad económica

  • Mejorar tus ingresos debe ser un propósito y una motivación para lograr tu estabilidad económica. Pero no basta solo con desearlo, debes estar preparado en diferentes aspectos de tu vida.
  • Aprende cosas nuevas, mantente actualizado para el trabajo en el que te desempeñas.
  • Cuida otros aspectos de tu vida: come saludablemente, haz ejercicio y cuida tu salud.
  • Mantente alerta y preparado para las oportunidades que se presenten para aumentar tus ingresos.
  1. No permitas que tu estilo de vida controle tu estabilidad económica

  • Hay cosas que te enamoran: un nuevo auto o motocicleta, ese teléfono móvil, unas vacaciones a un lugar exótico, etc. ¿Quién no quisiera tener el dinero disponible para comprar algo que siempre ha querido? Pero recuerda que debes tener los pies en la tierra porque otra regla de oro es que antes de gastar debes ganar.
  • Si eres ingenioso y encuentras nuevas formas de ingreso, podrás comprar eso que tanto quieres.
  1. Ahorrar, otra de las claves para conquistar tu estabilidad económica

  • Al dominar el concepto de gastar menos de lo que ganas podrás empezar a ahorrar dinero.
  • Ahorrar es una de las tácticas para construir tu camino a la estabilidad económica.
  • Aunque sea poco lo que puedas ahorrar, esto debe convertirse en un hábito sagrado.
  • Una forma de ahorrar dinero es controlar los gastos ocasionales del día a día.
  • Son aquellos no indispensables, pero que inciden en tu bolsillo: café todas las mañanas, un impulso de comprar algo en la calle y otros ‘gusticos’.
  • Lo ideal es que, conforme ganes más dinero, te acostumbres también a ahorrar más.
  • El ahorro te será útil no solo para imprevistos, sino para invertir en oportunidades de negocio.

Finalmente recuerda

  • Tener estabilidad económica te servirá para vivir con tranquilidad, pero también para alcanzar tus sueños.
  • La estabilidad económica debe ser un objetivo, pero más allá, un medio para lograr propósitos y sueños.
  • Esta serie de consejos y recomendaciones no son verdades absolutas, sino una guía que te servirán como punto de partida.
  • Como cualquier consejo o recomendación, lo importante es que los mires a la luz de tus circunstancias, posibilidades y sueños.
  • El siguiente paso es precisamente ese: ¡soñar, soñar en grande!