Seguramente has escuchado que la economía colaborativa es la base económica del futuro, pero ¿sabes de qué se trata? Este concepto es la base del negocio de Uber, el cual ofrece servicios de taxis compartidos, de Rappi que conecta personas que necesitan cosas con otro grupo de personas que gana dinero por entregarlas o también de Airbnb, que facilita que compartas espacios que no utilizas con las personas que visitan tu ciudad.

La economía colaborativa se basa en adquirir e intercambiar servicios, bienes y conocimientos entre usuarios que no los utilizan al 100%. De este modo, obtienen un beneficio de dicho intercambio, y otros que, gracias a esto, los consiguen a un precio menor.

¿Sabes por qué la gente habla tanto de este tema y quiénes son los que optan por trabajar en este modelo?

La gran ventaja de la economía colaborativa es que genera oportunidades de negocio en los que todos ganan. Además, son los usuarios quienes valoran el servicio recibido. Esto les da la oportunidad y el poder de ser escuchados. Además, les permite participar en la construcción de la reputación de la marca.

Se trata de un modelo de negocios muy interesante y relativamente nuevo. Además, cuenta con las reglas claras y con riesgos previamente calculados. Negocios de préstamos P2P, plataformas de ventas de ropa, préstamos e intercambios de herramientas son algunas de sus oportunidades. Los límites los pone tu creatividad.

Las personas que optan por trabajar bajo este modelo disfrutan de beneficios como decidir en qué tiempo, forma y lugar generar ingresos. Consiguen los clientes a través del boca a boca o en plataformas web como freelancer, Workana y muchas otras aplicaciones, muchas de las cuales ya están en tu ciudad disponibles.

Formas de colaboración

  • Entregas colaborativas: todos necesitamos favores, entregas o alguna diligencia que otra persona puede ayudarnos a hacer
  • Transporte colaborativo: las personas comparten su vehículo con otros usuarios que prefieren este medio al transporte público de la ciudad
  • Finanzas colaborativas: es una de las formas más antiguas, pero funcionaba de manera informal. Ya existen plataformas que unen acreedores con deudas, sin la intervención de un banco.
  • Hospedaje colaborativo: puedes poner disponible algún espacio de tu casa para recibir personas por algunos días a cambio de dinero.
  • Consumo colaborativo: existen redes de intercambio y préstamo de electrodomésticos y prendas de vestir.
  • Libertad de conocimiento: son redes de intercambio de libros y conocimiento, de manera altruista.

Beneficios de la economía colaborativa

  • Nuevas y modernas alternativas para adquirir productos o usar servicios
  • Creación de nuevas formas de ingresos para aquellos que quieren tener ganancias poniendo su tiempo o propiedades al servicio de los demás.
  • Capacidad de decisión para las personas involucradas bajo este modelo. Es la persona la que decide cuanto y cuando puede poner disponible su servicio.

Desventajas de la economía colaborativa

  • Al ser totalmente voluntario y no tener las exigencias de un contrato laboral las personas que generan ingresos bajo este modelo económico deben asumir algunos gastos que una empresa tradicional asumiría.
  • Exige mayor disciplina o compromiso de aquellos que se benefician de estas plataformas, es la persona misma la que debe marcarse sus propias rutinas o sus propias metas de ingresos.
  • Bajo esta modalidad, la mayoría trabaja por hora o por ajuste. Por lo tanto, no disfruta de vacaciones pagadas, bonos, entre otros beneficios. Esto por un lado supone menos beneficios económicos vs un contrato laboral tradicional pero también permite total libertad al momento de decidir cuantos o cuales días descansar

El auge de la cuarta revolución industrial y la economía naranja han abierto las puertas a nuevas formas de generar ingresos, crear negocios y utilizar servicios. Aunque existen formas de colaboración offline, la mayor parte de esta se da online. La colaboración es el pasado y el presente de la sociedad. Pero su versatilidad y una verdadera relación ganar-ganar la convierten en la economía del futuro.