El crecimiento personal se perfila como un camino y una forma de andar. Un sendero que se abre paso ante ti en tu vida cotidiana. Un trazado de tristes caídas, pero de grandes avances y progresos llenos de satisfacción.

Día tras día puedes empeñarte en andar este camino, en avanzar en tu proyecto vital y salir de tu zona de confort. La base de la superación personal se halla en el aquí y ahora, un regalo al que, no en vano, llamamos presente.

La superación personal es, además, un árbol cuyas raíces se alimentan del aprendizaje diario. De ti depende seguir creciendo cual gran arbusto, que se siente más fuerte jornada tras jornada. ¿Sabes por qué? Porque lo estás regando y abonando con múltiples enseñanzas.

Es sencillo si prestas atención a estos consejos. Sencillos, reveladores y claros. 

1. Presta atención a lo que pasa por tu mente y por tu corazón

Mira detenidamente hacia tu interior y observa tus pensamientos. Presta especial atención a tus preocupaciones y qué las causan. Detente en el aquí y ahora para oír lo que sientes y por qué. ¿Te embarga la ira o el miedo? ¿Estás lleno de alegría y plenitud? Una práctica que puede ayudarte es la meditación centrada en la respiración.

2. No juzgues a los demás

De ti depende cómo decidas considerar o vivir tus experiencias, pero las de las personas con las que te cruzas o convives dependen única y exclusivamente de ellos. Por tanto, no entres en juicios de valor sobre lo que hacen o lo que dejan de hacer.

3. Atrévete a seguir a tu corazón

Seguramente te has sorprendido analizando las situaciones. Quizá mientras lees este texto estás examinándote con lupa. No estás haciendo caso a tu intuición y a tu corazón. Ten el coraje de seguirlos.
Las emociones y sensaciones que palpitan en nuestro corazón son un excelente punto de partida para el cambio y el logro de una mejor calidad de vida.

4. Transforma tu manera de hacer las cosas

Si te pones a pensar, llegarás a la conclusión de que siempre resuelves las situaciones que se te presentan en tu vida cotidiana de la misma manera. Una forma que nunca ha funcionado bien. El desarrollo y el crecimiento personal hunden sus raíces en el cambio y la transformación, en romper viejos hábitos y emprender nuevos caminos y formas de actuar.
¿Qué frutos cosecharás si haces siempre lo mismo? Piensa la respuesta y actúa en dirección contraria a como lo haces habitualmente.

Crecimiento personal

5. Controla tus emociones

No permitas que emociones como el miedo te controlen, sino que en cambio seas tú quien las domine. El caso del miedo es muy ilustrativo porque se trata de una emoción paralizante. No lo puedes evitar, pero sí superarlo y actuar a pesar de él.
A medida que vayas superando barreras, el miedo se hará más pequeño y aprenderás a pensar en positivo.

6. Rodéate de personas positivas

Cuando sientes que necesitas abonar y regar tu crecimiento personal, piensa en las personas o situaciones que te están impidiendo o frenando el crecer. Quizá tengas a tu alrededor a personas negativas o tóxicas.
Examina bien con quién estás compartiendo tu vida y rodéate de personas que tengan una personalidad saludable. Aquellas personas que puedan llenar tu vida de energía positiva y que te aporten fuerza y vitalidad.

7. Aprende a manejar personalidades difíciles

Posiblemente a diario te encuentras con personalidades complejas, que pueden estar en tu entorno o círculo más cercano. Aprende a lidiar con ellas. Esta habilidad no solo te beneficiará a ti, sino que también les ayudará a aquellas personas con las que te resulta más difícil tratar o relacionarte.

8. Aprende de tus amigos y familiares

Todos atesoramos cualidades increíbles. Seguro que tienes mucho que aprender de tus amigos y familiares.
Piensa en las personas que te rodean, en un buen amigo o en un familiar cercano. Detente en una cualidad que te gustaría tener y pregúntate cómo podrías desarrollar esa virtud. Si lo necesitas, háblalo con ellos, seguro estarán encantados de ayudarte.

9. Escribe sobre tus valores

Todas las personas tienen una serie de principios y valores que rigen su vida. Se trata de un conjunto de máximas por las cuales actuamos de una forma determinada o de otra.
Tal vez los tengas claros, aunque si no los tienes, te vendría bien examinar cada uno de tus actos y escribir por qué has hecho las cosas de determinada manera. Ponerlos sobre el papel te ayudará a materializarlos y seguir avanzando en tu crecimiento con mayor seguridad.

10. Redacta un diario

Tus experiencias del día a día pueden ser una fuente de aprendizaje. Plásmalas en un diario o en un blog personal. Después, lee lo que escribiste desde el punto de vista de una tercera persona.

11. Líbrate de algunos malos hábitos

Puede que estés inmerso en hábitos dañinos que frenan tu desarrollo como persona. Déjalos atrás y prueba levantarte más temprano, renuncia a vicios como el tabaco o toma distancia de las relaciones virtuales.
En este último caso, procura reunirte con personas e invertir en tu vida social. Así mismo, puedes cultivar hábitos saludables como hacer un deporte que te motive.

12. Lee buenos libros

Leer te convierte en una persona más sabia, con más cultura, además de permitirte experimentar otras vidas. De este modo, te conviertes en una persona con mayor amplitud y más empática.
Leer a diario es un hábito que redunda en tu crecimiento personal, ya que te ayuda a librarte de tensiones o situaciones de nervios que puedes pasar.

13. Recuerda aprender cosas nuevas

Íntimamente ligado al anterior consejo, te proponemos aprender cosas nuevas. Este aprendizaje continuo te distrae de los problemas del día a día. Puedes apuntarte a un curso que te llene, aprender otro idioma o lanzarte a estudiar una nueva carrera.
En este sentido, adquirir conocimientos incentiva tu crecimiento personal.

14. Viaja

Viajar es una de las actividades que más fomentan el desarrollo personal. ¿Sabes por qué? Mantenerte en contacto con otras culturas, saber cómo actúa, piensa o siente la gente de otra parte del mundo, amplía tu perspectiva.
Además de abrir tu mente, viajando aprendes cosas nuevas, renuevas tus energías y vives experiencias únicas.

15. Reduce el tiempo que dedicas a ver televisión

La mayoría de los programas que emiten por televisión no aportan gran cosa y son poco fortalecedores.
Emplea tus horas libres para desconectarte del televisor y conectarte con otras personas, hacer deporte o una actividad manual.

16. Practica la meditación

La meditación te ayuda a calmarte, a ser más consciente de tus sensaciones, sentimientos y pensamientos. Además, resulta ser una práctica muy liberadora.

17. Disfruta del camino y de tu vida

En algunos momentos puede que te centres en el objetivo o meta que quieres alcanzar. Sin embargo, en el camino te encuentras con personas interesantes que merecen la pena o situaciones que te enriquecen.
Por lo tanto, disfruta de las cosas pequeñas, de las personas que te vas encontrando a lo largo del camino y, poco a poco, tendrás clara la forma de llegar a la meta.

Te hemos propuesto algunos consejos para que trabajes a diario en tu crecimiento personal. Si seguimos con la metáfora del árbol, tienes el agua y el abono para nutrirlo. Solo es preciso que te pongas manos a la obra para que tu árbol dé sus frutos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es shutterstock_128673806.jpg