Elegir un casco para bici no es fácil. El mercado te ofrece muchas opciones de cascos para montar bicicleta

Para andar en bici lo primero que cuenta es tu seguridad, y ella comienza con el casco. Luego de tener el casco apropiado, podrás preocuparte por elegir otros componentes o accesorios, como los frenos para bicicleta.

5 aspectos claves que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu casco de bici

  1. Que ajuste bien.

Consigue un casco para bici con correas que se puedan ajustar sin problemas y con hebilla de fácil manejo al abrochar y desabrochar.

En la actualidad los cascos más utilizados son los que tienen el sistema de rueda. Este sistema de ajuste mantiene el casco firme en la cabeza por encima de las cejas.

Las tiras deben permitir ajustar la altura, de tal manera que no molesten en las orejas, y deben estar hechas de un material suave que no raspe.

Es importante entender que el casco debe estar ajustado y no apretado, ya que puede ocasionarte dolor de cabeza.

  1. Que no se mueva.

Para esto es importante manejar los tipos de talla y las medidas precisas para que el casco ajuste perfectamente en la cabeza y no se mueva.

¿Cómo tomar la medida apropiada?

Debes tomar la medida a la altura de la frente, un par de centímetros por encima de las cejas, ya que esta área es la más ancha del cráneo.

Normalmente los fabricantes de casco para bici ofrecen tamaños por medidas o por tallas, como de camisetas. Las tallas más comunes son:

– S: Small (pequeño) (55 – 56 cm)

– M: Medium (mediano) (57 – 58 cm)

– L: Large (grande) (59 – 60 cm)

– XL: Extra Large (extragrande) (60 – 61 cm)

Lo más aconsejable es que el casco ajuste en tu cabeza cómodamente y que no se mueva de un lado a otro, que no “baile”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es shutterstock_1236301363.jpg

  1. Que no queden espacios entre el poliestireno y la cabeza.

El poliestireno es el material que recubre el caparazón del casco y tiene la función de disipar la energía que produce un impacto. La fuerza del impacto se pierde al partir el casco, sin tocar tu cabeza.

Aquí lo importante es verificar que no haya huecos entre la espuma de poliestireno y la cabeza, para que toda el área esté protegida. 

  1. Que lo puedes llevar cómodamente.

Ya que vas tener el casco colocado durante cierto tiempo, debes considerar estos dos aspectos: el peso y la ventilación. 

El peso del casco para bici puede ir desde los 180 hasta los 330 gramos. Por supuesto, mientras menor sea el peso, será más cómodo para realizar tus recorridos.

La ventilación. Cuantas más aberturas de ventilación tenga el casco, más aire interno circulará y esto te permite refrescarte cuando haces alguna actividad física intensa.

  1. Que se adapte a tu estilo. 

Según la actividad ciclística que realices, puedes buscar un casco para bici que se adapte a tu estilo. El mercado ofrece muchos modelos y características para todos los gustos.

Tipos de casco para bici

Existe una amplia gama de cascos para bici en el mercado, pero en lo que se refiere a ciclismo urbano y a cicloturismo, podemos destacar tres tipos:

Casco de recreación: Son usados en recorridos relativamente cortos, pensando más en “cómo se ven”.

Casco montañero: Destinados a hacer ciclismo de montaña, cuentan con mucha ventilación, más protección en la nuca y buen ajuste. 

Casco de ruta: Son ligeros, con bastante ventilación y diseño aerodinámico. Muy usados en las bicis de ruta.